sábado, 27 de octubre de 2012

Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara: vigentes sus ideas





Por Argentina Jiménez

Cuba no olvida a sus héroes. Del 8 al 28 de octubre se les rinde homenaje especial, aunque siempre están presentes entre los cubanos. Como cada 28 de octubre, aniversario de la desaparición física del  Señor de la Vanguardia, como llamara el Che  a Camilo, se realizará una peregrinación desde la Plaza de la Revolución José Martí en la capital cubana, por toda la avenida G hasta el malecón, muro a lo largo del cual se lanzarán flores al mar,  lo mismo que en ríos, presas, lagunas…
Cuando los revolucionarios son como Camilo y  Che se habla en presente, siguen combatiendo en cada batalla de la Patria y en los momentos difíciles están en la vanguardia, comandando al pueblo. En ninguno de los momentos difíciles perdieron la fe.
  Hombre sencillo, de inteligencia natural y alegría sin par, era el Señor de la Vanguardia. Intrépido. Muchas veces se jugó la vida, como algo muy normal. Lo mismo en las luchas estudiantiles, como en los preparativos de la expedición del yate Granma,  durante la guerra en la Sierra Maestra, en la Invasión y después del triunfo, en la toma del campamento militar de Columbia y en la acción que lo llevó a desaparecer.
  Era el  hombre de confianza de Fidel en los momentos más difíciles de la guerrilla. Audaz y fiel, Camilo, leyenda viva, salió del pueblo, dijo el Comandante en Jefe, y en el pueblo hay muchos Camilos. A él dedicó el Guerrillero Heroico su libro La guerra de guerrillas y dijo que podía considerarse un homenaje del Ejército Rebelde a  su Gran Capitán.
 Che, paradigma de revolucionario, creyó en un mundo mejor y por el luchó. De ideas profundas, el viaje junto a un amigo por América Latina hizo despertar
completamente  a su conciencia. Cuando se encontró con Fidel y Raúl en México y conoció de sus proyectos, encontró el cauce que buscaba para canalizar sus inquietudes sociales y políticas.
 Fue ejemplo en la Sierra, en la invasión y en la construcción socialista  a partir del primero de enero de  1959. De gran sensibilidad humana, sabía valorar en su  justo medio donde estaba su deber por encima de cualquier otro sentimiento. Hombre de acción, intachable, extraordinario. Su entrega al  internacionalismo lo convirtió en símbolo para todos los revolucionarios en el mundo.
El aniversario 15 de su regreso a tierra cubana, cuando sus restos fueron colocados en el Memorial que lleva su nombre en Santa Clara, capital de la provincia central de Villa Clara, fue conmemorado el 8 de octubre con disímiles actividades de todo tipo. Presente siempre los pioneros con su lema Seremos como el Che.
La empatía entre Camilo y el Che, a  pesar de sus diferentes caracteres, el primero risueño y jocoso, el segundo, de hermosa sonrisa también, pero serio, los unió en  entrañable amistad,  tanto en la lucha armada como después del triunfo revolucionario del primero de enero de 1959.  La vigencia de sus ideas y de su accionar están presentes en cada batalla que enfrenta la Mayor de las Antillas.

1 comentario:

  1. Muy lindo, interesante y necesario tu blog...

    ResponderEliminar